jueves, noviembre 30, 2023
19.3 C
Buenos Aires

Un misterioso tatuaje permite identificar a una mujer desaparecida en Bélgica hace 31 años

Recomendado

Un misterioso tatuaje, una flor negra tatuada en el antebrazo izquierdo, ha permitido la identificación de la británica Rita Roberts 31 años después de su desaparición.

La Interpol ha anunciado que un cadáver que fue encontrado en un río de Amberes en 1992 pertenecía a la británica.

Fue un familiar suyo el que vio el tatuaje en una página web llamada ‘Identify Me’: «Un miembro de su familia en el Reino Unido reconoció el tatuaje y lo notificó a Interpol», explica un comunicado de Interpol, que tiene sede en la ciudad francesa de Lyon.

Rita Roberts pudo ser identificada gracias a una «flor negra tatuada en su antebrazo izquierdo, con hojas verdes y la palabra ‘R Nick’ inscrita debajo», añade la organización internacional de cooperación policial.

El tatuaje que publicó la Interpol.

Esta campaña inédita, lanzada por Interpol en mayo, apela al público en general para ayudar a identificar los cuerpos de 22 mujeres recuperados a lo largo de varias décadas en Alemania, Bélgica y los Países Bajos (incluido el de Rita Roberts) y así poder avanzar en las investigaciones sobre estos casos sin resolver.

Interpol publica en su sitio internet y sus redes sociales una selección de informaciones, hasta entonces reservadas para uso interno, dedicadas a la identificación de restos humanos.

Ya se recogieron cerca de «1.250 contribuciones del público», pero Rita Roberts es la primera en ser identificada gracias al programa.

Sus familiares se trasladaron a Bélgica y la «identificaron formalmente», precisa Interpol.

La joven había salido de Cardiff para Amberes en febrero de 1992. El último signo de vida recibido por su familia es una postal fechada el 6 de mayo, según la policía belga. Tenía entonces 31 años.

El 3 de junio se encontró un cadáver en el río Het Groot Schijn. La víctima, según la policía belga, «murió por muerte violenta».

Su tatuaje atrajo la atención, pero nada permitió identificarlo.

«Después de 31 años, una mujer asesinada, no identificada, pudo recuperar su identidad y su familia puede seguir adelante», destaca el secretario general de Interpol, Jürgen Stock.

 

- Advertisement -spot_img

Comentar

Ingrese su comentario
Ingrese aquí su nombre

- Advertisement -spot_img

Lo último

Bebés falsos, horror real: la desinformación sobre la guerra alimenta los temores sobre el poder de la Inteligencia Artificial para engañar

 ​ Imágenes y videos de ataques y víctimas, manipulados o sacados de contexto para crear impacto, avivan la polémica.Los riesgos...
- Advertisement -spot_img

Más artículos como este