sábado, abril 13, 2024
18.6 C
Buenos Aires

Por qué se intensifica el conflicto de Palestina e Israel: lo que debes saber

para leer

 ​

Abu Dhabi, EAU (CNN) — Israel informó que había atacado objetivos del grupo militante palestino Hamas en el sur del Líbano y en Gaza a primera hora de este viernes, después de que se lanzaran decenas de cohetes desde el sur del Líbano contra territorio israelí, que el Ejército de Israel atribuyó a militantes palestinos.

El número de cohetes disparados desde el Líbano fue el más alto desde 2006, pero no se reportaron víctimas mortales por los ataques ni en Gaza, ni en Israel, ni en el Líbano.

Los daños causados por los ataques en todos los bandos se limitaron a edificios, automóviles y zonas agrícolas.

Los ataques nocturnos se produjeron después de que la policía israelí realizara dos incursiones violentas en la mezquita de al-Aqsa de Jerusalén en menos de 24 horas desde este miércoles.

Sin embargo, la situación sobre el terreno sigue siendo tensa. Este viernes, un tiroteo en la Ribera Occidental del Jordán dirigido contra un grupo de colonos mientras conducían terminó con la vida de dos hermanas e hirió de gravedad a su madre en lo que la policía israelí describió como un «ataque terrorista». Hamas y la Yihad Islámica elogiaron lo que describieron como una «operación heroica». La violencia de este año tiene lugar en un momento delicado tanto para israelíes como para palestinos. Los musulmanes han estado celebrando el mes sagrado del Ramadán, mientras que los judíos celebran la Pascua judía.

Humo en la ciudad de Gaza el 6 de abril de 2023. Crédito: MOHAMMED ABED/AFP a través de Getty Images

La violencia también se ha producido mientras Israel lidia con las secuelas de las protestas masivas por una controvertida reforma judicial, que solo remitieron ligeramente la semana pasada tras el anuncio de una pausa, dejando al país profundamente dividido.

He aquí cómo se desarrolló la situación y por qué la violencia de este año es especialmente preocupante:

¿Quién controla qué en Jerusalén?

El recinto de la mezquita de al-Aqsa, conocido por los musulmanes como Al Haram Al Sharif, es el tercer lugar más sagrado del Islam y el más sagrado del judaísmo, conocido por los judíos como Monte del Templo.

La mezquita de al-Aqsa y el complejo que la rodea se encuentran en la Ciudad Vieja, en el sector oriental de Jerusalén, que la mayor parte de la comunidad internacional considera bajo ocupación israelí. Israel capturó Jerusalén Este en 1967, y considera que tanto Jerusalén Este como Oeste forman parte de su «capital eterna».

Un acuerdo de statu quo entre Israel y Jordania regula los lugares santos musulmanes y cristianos de la zona. Pero los detalles del acuerdo cambian constantemente, afirma Mairav Zonszein, analista sobre Israel-Palestina del International Crisis Group, un grupo de reflexión con sede en Bruselas.

Los musulmanes consideran que las incursiones de la policía israelí en la mezquita de al-Aqsa son una gran provocación y han provocado una escalada violenta en el pasado. La guerra de 2021 entre Hamas e Israel se desencadenó en parte por una incursión israelí en la mezquita de al-Aqsa.

Según el acuerdo de statu quo, Jordania es el custodio del recinto. Pero la policía israelí controla Jerusalén Este, y Zonszein afirmó que las incursiones israelíes en el recinto han aumentado desde la segunda Intifada palestina, o levantamiento, en el año 2000.

Francesca Albanese, relatora especial de la ONU sobre los Territorios Palestinos Ocupados, declaró a CNN que la policía israelí lleva muchos años realizando redadas en la zona, especialmente durante el Ramadán, con frecuencia e intensidad variables.

Lo que es diferente esta vez, dice, es que se produce en un clima de niveles récord de violencia entre israelíes y palestinos, y de retórica incendiaria hacia los palestinos por parte de algunos de los ministros de ultraderecha del gobierno israelí.

¿Por qué irrumpió la policía israelí en la mezquita de al-Aqsa?

Los llamamientos para que los musulmanes permanecieran en la mezquita durante la noche aumentaron después de que grupos extremistas judíos animaron a los judíos a subir al recinto y sacrificar cabras como parte del antiguo ritual de la Pascua judía, que ya no se practica en la actualidad.

La policía israelí dijo que irrumpió en al-Aqsa este miércoles después de que «cientos de alborotadores y profanadores de la mezquita se atrincheraron» en su interior, y añadió que, una vez que entraron, «agitadores» les lanzaron piedras y fuegos artificiales.

«Su intención era crear disturbios violentos, en particular contra los visitantes del Monte del Templo en las horas de la mañana», dijo este jueves un portavoz de la policía, refiriéndose a los no musulmanes, a quienes se permite visitar pero no rezar en virtud del acuerdo sobre el statu quo. Algunos miembros del actual gobierno israelí han hecho campaña para permitir que los judíos recen allí.

Videos difundidos en redes sociales a primera hora del miércoles mostraban a policías israelíes golpeando con porras a fieles musulmanes que gritaban. Testigos presenciales declararon a CNN que la policía también rompió ventanas y puertas y disparó granadas aturdidoras y balas de goma.

La redada causó indignación en los Estados árabes y fue criticada por los aliados de Israel, incluido Estados Unidos.

Aunque el derecho internacional no reconoce la jurisdicción de Israel sobre Jerusalén Este, y el acuerdo de statu quo prohíbe la entrada de Israel en la mezquita de al-Aqsa, Israel ha intentado en repetidas ocasiones prohibir las oraciones musulmanas nocturnas allí.

No existe ningún acuerdo explícito que restrinja el culto nocturno en la mezquita, pero un portavoz de la policía israelí, Dean Elsdunne, declaró el sábado a CNN que «no se permite a los musulmanes estar en el recinto durante las horas nocturnas».

Zonszein dijo que Israel afirma que existen «entendimientos (con los custodios jordanos) sobre no pernoctar», y añadió que no se han hecho públicos y que es poco probable que los palestinos los hayan aceptado.

Es costumbre que los musulmanes realicen oraciones nocturnas en las mezquitas durante el Ramadán, en un ritual conocido como «i’tikaf».

«Con los años (el i’tikaf) se convirtió en una herramienta más en el conflicto», dijo Zonszein. «Israel empezó a restringirlo cuando descubrió que era una forma de que los palestinos provocaran fricciones con los israelíes judíos».

Aunque es costumbre hacerlo en los últimos diez días del Ramadán principalmente, el «i’tikaf» puede practicarse en cualquier momento del año y no está restringido al mes sagrado, dijo el jeque Ikrima Sabri, imán de la mezquita de al-Aqsa y ex gran muftí de Jerusalén.

Los medios de comunicación israelíes informaron que la policía prohibirá a los no musulmanes el acceso al recinto durante los 10 últimos días del Ramadán, en consonancia con años anteriores.

Tras la violencia del miércoles, el Waqf, organismo designado por Jordania que gestiona los lugares santos musulmanes de Jerusalén, declaró que la mezquita de al-Aqsa «no cerró ni cerrará sus puertas» a quienes realicen oraciones de «i’tikaf» durante el Ramadán, ni de noche ni de día. Sabri afirmó que los horarios de oración son prerrogativa exclusiva de las autoridades musulmanas del lugar.

Francesca Albanese, de la ONU, declaró que, según el acuerdo de statu quo, el Waqf Islámico de Jerusalén, bajo custodia jordana, «es la única autoridad reconocida responsable de la gestión del lugar».

¿Qué ocurrirá después?

Hasta el momento, los ataques de Israel contra Gaza y el Líbano se consideran relativamente moderados en comparación con su respuesta en 2021 y años anteriores, en los que los ataques con salvas de cohetes contra Jerusalén fueron mucho más agresivos.

Mientras que las amenazas a la seguridad han unificado tradicionalmente a los israelíes y enmascarado las divisiones internas, algunos dicen que una escalada demasiado grande podría desencadenar el efecto contrario para el gobierno israelí.

«Chuck Freilich, exviceconsejero de Seguridad Nacional de Israel e investigador principal del Instituto de Estudios de Seguridad Nacional (INSS) de Israel, afirmó que, aunque una tensión limitada puede desviar la atención de la controversia sobre la reforma judicial, una escalada mayor podría dañar la imagen de Netanyahu, especialmente durante las festividades de Pascua.

La respuesta de Netanyahu se produce no solo en medio de la agitación interna, sino también en medio de tensas relaciones con Estados Unidos y los aliados del Golfo, dijo, y agregó que Netanyahu ha sido generalmente conocido por ser cauteloso en su uso de la fuerza militar.

«La esperanza es que (el gobierno) pueda desescalar, pero no estoy seguro de que lo consigan», dijo, añadiendo que puede estar en el interés de Hamas y Hezbolá de Líbano, ambos respaldados por el enemigo de larga data de Israel, Irán, para «tomar ventaja de la desorganización de Israel».

«Existe la posibilidad de que esto se intensifique aún más en un momento en que Israel está profundamente dividido a nivel interno», dijo.

— Información adicional de Abeer Salman y Amir Tal en Jerusalén, Lauren Izso en Tel Aviv e Ibrahim Dahman en Gaza.

Conflicto Israel y Palestina

 

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias

Veronica Raimo: “No hay un feminismo sino que son varios”

Ágil, divertida, inteligente, espontánea y ocurrente. A simple vista, algunos aspectos que distinguen a Verónica Raimo, la escritora italiana...
- Advertisement -spot_img

More Articles Like This

- Advertisement -spot_img