sábado, abril 13, 2024
18.6 C
Buenos Aires

El papa Francisco en Hungría: pidió más apertura a migrantes y rechazó los «populismos autorreferenciales»

para leer

 ​

El papa Francisco llegó este viernes a Hungría para una delicada visita de tres díasdurante la cual hablará con el ultranacionalista primer ministro Viktor Orban de la guerra en Ucrania y del drama de la migración en Europa; temas en los que no coinciden.

De hecho, en su primer mensaje apenas llegado, Bergoglio pidió a Hungría que haga valer la Constitución de su país en una «apertura a los demás», en medio de los debates en el país por el rechazo del Orban a la recepción masiva de migrantes,

En su primer discurso, también llamó a Europa a rechazar los «populismos autorreferenciales» y el «supranacionalismo abstracto», dentro del que incluyó a la «cultura de la ideología de género».

Tres días en Budapest

El pontífice argentino, de 86 años, salió de Roma poco después de las 8 de la mañana (3 en Argentina) y llegó poco antes de las 10 (5 en Buenos Aires) a Budapest, donde permanecerá durante toda su estadía debido a su frágil salud.

El Papa llegó a Budapest, donde permanecerá durante toda su estadía. Foto: Vincenzo Pinto / AFP

Con ese viaje a un país que comparte frontera con Ucrania, en plena guerra con Rusia, el papa desea tender puentes de diálogo y abogar por la protección de los migrantes y refugiados.

El jefe de la Iglesia Católica, que hace un mes estuvo hospitalizado por bronquitis, será recibido por la presidenta Katalin Novák y luego se reunirá con Orban, en el poder desde 2010.

Los dos líderes tienen concepciones opuestas sobre varios puntos.

Orban, de origen calvinista, defiende una «Europa cristiana», por lo que justifica su severa política contra la migración musulmana.

El Papa, en cambio, pide una repartición justa entre los países de la Unión Europea (UE) de todos aquellos que huyen de las guerras y el hambre.

Por otro lado, Orban ha querido mantener los lazos con Moscú, evitando criticar al presidente ruso, Vladimir Putin, y se niega a enviar armas a Ucrania.

Francisco habla con los periodistas que viajaron con él a Budapest. Foto: EFE

El pontífice ha condenado sin titubeos la «guerra cruel» frente al discurso ambiguo de Orban.

Francisco pronunciará su primer discurso hacia el mediodía ante las autoridades, la sociedad civil y el cuerpo diplomático, durante el cual probablemente aborde el conflicto en Ucrania y la acogida de migrantes.

En la tarde se reunirá con el clero húngaro en la catedral de San Esteban, frente a la cual se han instalado pantallas gigantes y sillas para que la multitud pueda seguir el acto.

Un imponente dispositivo de seguridad se ha desplegado en la capital húngara, con calles cerradas y vigilancia policial.

«Espero que el principal mensaje del papa sea el de la paz para el mundo, sus palabras tienen mucha fuerza«, dijo Annamaria Szentesi, de 32 años.

Encuentro con refugiados ucranianos

El programa tiene previsto también una reunión el sábado con refugiados ucranianos, a quienes reiterará su posición a favor de la paz pese a que las iniciativas de mediación de la Santa Sede han fracasado hasta ahora.

Más de un millón de ucranianos han cruzado la frontera con Hungría desde la invasión rusa en febrero de 2022 y 35.000 han solicitado el estatus de protección temporal, según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

«Nuestra posición es cercana a la del Vaticano: cese el fuego inmediato y negociaciones de paz», aseguró a la AFP el embajador de Hungría ante la Santa Sede, Edward Habsburg.

Durante su viaje internacional número 41, Jorge Mario Bergoglio pronunciará seis discursos y el domingo oficiará una misa al aire libre.

Según Zoltan Kiszelly, director del centro de estudios gubernamental Szazadveg, la visita del papa «le ofrece a Orban la oportunidad de resaltar los valores tradicionales, en torno a Dios y la familia».

Las diferencia de posiciones entre los dos líderes serán puestas de lado por el primer ministro húngaro, ya que se va a «insistir en las visiones comunes», sostiene el experto.

En el pasado, el papa fue criticado duramente por los medios gubernamentales húngaros por sus posiciones consideradas demasiado favorables a la migración y a los homosexuales.

El jefe de la Iglesia Católica estuvo en 2021 siete horas en Budapest, una visita relámpago durante la cual instó a los húngaros a abrir sus puertas a los migrantes.

AFP

ap

Mirá también

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias

Veronica Raimo: “No hay un feminismo sino que son varios”

Ágil, divertida, inteligente, espontánea y ocurrente. A simple vista, algunos aspectos que distinguen a Verónica Raimo, la escritora italiana...
- Advertisement -spot_img

More Articles Like This

- Advertisement -spot_img