sábado, abril 13, 2024
18.6 C
Buenos Aires

El ataque a la ONG de José Andrés en el que murieron siete cooperantes se produjo a lo largo de dos kilómetros y medio de carretera

para leer

La ONG estadounidense World Central Kitchen (WCK), fundada y dirigida por el cocinero español José Andrés, ha anunciado la suspensión de la entrega de ayuda humanitaria por mar a Gaza tras el asesinato de siete de sus trabajadores en ese territorio en un bombardeo de las Fuerzas Aéreas de Israel. La decisión, que ha sido secundada inmediatamente por otra ONG de EEUU, Anera, que colaboraba en ese esfuerzo, cierra en la práctica la vía marítima para la llegada de alimentos a Gaza, donde un millón de personas -el 50% de la población- se enfrenta a una hambruna debido al bloqueo israelí a la entrega de ayuda.

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, ha respondido con un filosófico «así es la guerra» a la matanza, que ha calificado de «no intencionada», y ha anunciado una investigación. La Casa Blanca -de la que Andrés forma parte, como copresidente del Consejo de Nutrición, Deporte y Salud- se ha manifestado «profundamente preocupada» por la muerte de los cooperantes, uno de los cuales era estadounidense. «Los trabajadores que entregan ayuda humanitaria deben estar protegidos», ha manifestado en un ‘tuit’ la portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Adrienne Watson.

Uno de los portavoces de Joe Biden, John Kirby, no ha querido entrar en detalles. «Hay una investigación en curso. ¿Por qué no les dejamos [a Israel] hacerla? ¿Por qué no esperamos a ver qué descubren sobre el proceso de toma de decisiones que llevó a esta terrible pérdida de vidas y vemos luego qué hacemos?», ha dicho en rueda de prensa. Sus declaraciones parecen indicar que la política del Gobierno de Joe Biden en relación a la guerra de Gaza, consistente en quejarse ante Israel, tratar de frenar su ofensiva detrás de bastidores y después dar más armas a Tel Aviv, no va a cambiar.

Así ha quedado uno de los coches de la ONG del chef José Andrés tras el ataque de Israel en el que han muerto 7 de sus trabajadoresEL MUNDO (Vídeo)

Otros países no han tenido la paciencia de EEUU. Reino Unido ha llamado a la embajadora de Israel para expresarle su «condena inequívoca» por el ataque, en el que murieron tres súbditos de ese país. Francia también ha expresado su «firme condena» por la acción de las Fuerzas Armadas israelíes, que han expresado su «profunda tristeza» por las muertes.

Por la noche, el presidente estadounidense, Joe Biden, se declaró «indignado y destrozado» por la muerte de los trabajadores de WCK. En un comunicado, Biden dijo que la investigación que Israel ha anunciado «debe ser rápidas, debe depurar responsabilidades, y sus resultados deben ser públicos». El presidente estadounidense declaró que «éste no es un incidente aislado», y que «Estados Unidos ha urgido en repetidas ocasiones a Israel a que no cree conflictos entre sus operaciones militares contra Hamás y las operaciones humanitarias, para así evitar bajas civiles».

Biden habló ayer por la mañana con José Andrés para expresarle sus condolencias «por la muerte de esos valerosos trabajadores que llevaban ayuda y para expresarle mi apoyo a él y a todo su equipo por sus esfuerzos heroicos e infatigables para llevar comida a las personas con hambre en todo el mundo».

Según el diario israelí Haaretz, el ataque se produjo contra un convoy de tres coches de WCK que circulaba por una ruta previamente aprobada por las Fuerzas Armadas de ese país. La web de investigación de datos estadounidense Bellingcat, famosa por sus investigaciones sobre las violaciones de derechos humanos perpetradas por Rusia en Ucrania, ha declarado que el ataque se produjo a lo largo de dos kilómetros y medio de carretera.

Todo empezó cuando tres coches de WCK escoltaron a un camión de la ONG a un almacén en el que estaba un presunto miembro de Hamas. Cuando tres los coches salieron del edificio, un dron israelí lanzó un misil contra uno de ellos. Los heridos en el vehículo fueron recolocados en otro, que volvió a ser bombardeado cuando había recorrido 800 metros, a pesar de que los trabajadores de WCK habían comunicado a las Fuerzas Armadas de Israel que les estaban atacando.

Finalmente, tras 1.600 metros de carrera, el tercer coche también fue alcanzado por un misil. De los muertos, tres son británicos, uno tiene doble ciudadanía (estadounidense y canadiense), y los restantes son un australiano, un francés, un polaco y un palestino. No hay datos sobre heridos en el ataque.

La presencia de miembros de Hamas con WCK y otras agencias humanitarias, públicas, privadas y multilaterales, es bien conocida -también por Israel- e inevitable, porque ese grupo terrorista controla parte de Gaza. Los grupos de ayuda deben negociar el paso de los convoyes con ellos y con las cada vez más numerosas milicias tribales y grupos de delincuentes que se están haciendo con el control de Gaza a medida que los fundamentalistas pierden terreno e Israel impide la estabilización y reconstrucción de la región.

World Central Kitchen (WCK) es la organización privada que más alimentos ha entregado en Gaza desde el inicio de la guerra, hace casi seis meses. Según el Gobierno de Israel, citado por el diario The Wall Street Journal, la ONG de Andrés, que nació en Mieres (Asturias) en 1969 y tiene nacionalidad española y estadounidense, ha entregado más del 10% de la ayuda alimentaria que ha recibido Gaza desde que estalló la guerra.

Su acción ha sido particularmente decisiva en la entrega de alimentos por mar. WCK llevó alimentos a Chipre hace más de un mes y, a continuación, contrató a habitantes de Gaza para que construyeran una escollera con los escombros del puerto de esa ciudad, que había sido destruido por los bombardeos israelíes, para proteger a sus barcos.

Andrés también viajó a varios países de la región, incluido Israel -donde WCK prestó ayuda humanitaria tras los atentados de Hamás del 7 de octubre que desencadenaron la actual guerra-para crear un clima político favorable a la operación. Finalmente, la entrega de comida comenzó, justo cuando la escollera acababa de ser construida. Ahora, todo ese esfuerzo queda en el aire. Chipre ha manifestado que el corredor marítimo humanístico sigue en activo. Pero, con la amenaza de las bombas israelíes y la retirada de WCK, eso no es más que una declaración de buenas intenciones.

 

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias

Veronica Raimo: “No hay un feminismo sino que son varios”

Ágil, divertida, inteligente, espontánea y ocurrente. A simple vista, algunos aspectos que distinguen a Verónica Raimo, la escritora italiana...
- Advertisement -spot_img

More Articles Like This

- Advertisement -spot_img