sábado, abril 13, 2024
18.6 C
Buenos Aires

Clarín en Paraguay: el país se prepara para elegir presidente entre la apatía y el hastío por las denuncias de corrupción

para leer

 ​

En el televisor arriba de la puerta de entrada pasan imágenes del partido entre Cerro Porteño y Guaireña. El volumen está silenciado, y las acciones pasan sin que nadie le preste mayor importancia. Un grupo de tres hombres sentado en torno a la barra de este restaurante en el centro de Asunción reciben su plato y comen en silencio.

Hablan en voz baja, y cada tanto levantan la mirada, alertados por las carcajadas o un canto de cumpleaños en alguna mesa cercana. Consultados respecto a las elecciones presidenciales del domingo, dos de ellos afirman que no decidieron su voto, mientras que el tercero afirmó que lo haría por Efraín Alegre y la Concertación.

“Es la menos mala de las opciones, pero no creo que cambie nadie acá”, completó, mientras terminaba su cerveza y resumía la conversación con sus compañeros.

Publicidad de Santiago Peña, el candidato a presidente de Paraguay por el Partido Colorado. Foto: AFP

En un escenario singular signado simultáneamente por la resignación y la expectativa por la posibilidad de un final reñido, Paraguay se prepara para elegir este domingo a un nuevo presidente que sucederá al actual mandatario Mario Abdo Benítez durante el quinquenio 2023-2028.

La disputa de final incierto entre Santiago Peña, del Partido Colorado, y Efraín Alegre, de la Concertación, promete definirse sobre el final del recuento, dado que no hay balotaje, y una diferencia de un voto definirá el ganador. Según la última encuesta de la consultora Atlas, el escenario actual es de empate técnico: 34% de proyección de voto para cada candidato.

El eje dominante de la campaña electoral ha sido la corrupción. Una cuestión que cruza cualquier tema, desde la salud pública y el transporte hasta la Justicia y el financiamiento del Estado, y domina cualquier conversación que uno mantenga en un bar, un taxi o una esquina de Asunción.

“La decisión de EE.UU. de rotular a Cartes como ‘significativamente corrupto’ terminó por convertir la elección en una suerte de plebiscito sobre la corrupción”, explica a Clarín el exdiputado y consultor político, Sebastián Acha.

Efraín Alegre y Soledad Nuñez, los candidatos a presidente y vicepresidente de la Concertación. Foto: REUTERS

Mientras que la oposición convirtió al expresidente paraguayo Horacio Cartes en el centro de sus denuncias (en su cierre de campaña, Alegre lo calificó como “el Pablo Escobar paraguayo”), Peña, considerado un “delfín” de Cartes, optó por despegarse de su mentor y construyó su campaña como una figura en solitario.

Por detrás de la campaña monotemática centrada en la corrupción, asoman sin embargo una serie de temas que el próximo mandatario deberá atender. De forma tal vez inesperada, la relación de Paraguay con Taiwán quedó bajo la lupa y el debate respecto a si conviene o no buscar establecer relaciones diplomáticas con China parece inevitable.

“Ya sea que gane Alegre y proponga romper con Taiwán y acercarse con China, o si triunfa Peña y mantiene la relación como está, las presiones internas y las discusiones van a estar a la orden del día”, afirma en diálogo con Clarín Rubén Ramírez, ex canciller de Paraguay y actualmente titular de la consultora Trade Investment Paraguay (TIP).

En cuanto a la economía de Paraguay, los economistas consultados por Clarin coinciden en señalar que las perspectivas son buenas. El FMI proyectó un crecimiento del 4,5% para 2023, pero algunos privados inclusive afirman que sus números proyectan figuras superiores a esa.

Para César Barreto, economista y ex ministro de Economía, las variables macroeconómicas están bien controladas en Paraguay. La inflación de alrededor del 8% con la que terminó 2022 es está en vías de bajar, y la pobreza del 25%, si bien tuvo un pequeño salto debido a la pandemia, es un figura que viene bajando desde hace 20 años. El desempleo, en torno al 5,7%, plantea un desafío que Barreto reconoce complejo.

“A la hora de mirar el empleo, hay que tomar en cuenta el tema de la informalidad, que es muy alta en Paraguay. Hay muchas razones para intentar explicarlo, desde la dificultad de las microempresas hasta la resistencia de la población a que le descuenten el 9% de la previsión social. Es un problema estructural muy difícil de solucionar”, explica Barreto en diálogo con Clarín.

En los comicios se votarán también la renovación de ambas Cámaras, como así también gobernadores. Además de presidente y vice, los paraguayos deberán votar por 45 senadores, 80 diputados y 17 gobernadores. Habrá casi 4,8 millones de electores habilitados para sufragar de forma electrónica, una modalidad que fue cuestionada por algunos sectores, pero que en las últimas horas fue respaldada por expertos en la materia.

“El Tribunal Superior Electoral cumple con las exigencias, y va a ser una elección libre que respete la voluntad popular”, afirmó a Clarín el analista Carlos Mateo, mientras que el experto en temas electorales, el argentino Alejandro Tullio, declaró al diario ABC Color que las máquinas “dan garantía a todo el proceso”.

La votación cerrará a las 16 del domingo, y se espera que a partir de las 17.30, se empiecen a conocer los resultados preliminares.

Asunción, enviado especial

Mirá también

- Advertisement -spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Ultimas Noticias

Veronica Raimo: “No hay un feminismo sino que son varios”

Ágil, divertida, inteligente, espontánea y ocurrente. A simple vista, algunos aspectos que distinguen a Verónica Raimo, la escritora italiana...
- Advertisement -spot_img

More Articles Like This

- Advertisement -spot_img